Durante décadas, se nos ha dicho que las grasas como la de cerdo y productos similares son malas para nuestra salud. En este post la tecnóloga de Alimentos Vivi Santacruz nos cuenta la verdad sobre este producto.

Durante décadas, se nos ha dicho que las grasas como la de cerdo, el sebo, la manteca y otros productos similares, causan enfermedades asociadas al corazón y que deberíamos limitar su consumo.En respuesta a los problemas de salud planteados arriba, la industria alimentaria reemplazó las grasas saturadas con aceites hidrogenados cargados de grasas trans, y como resultado, se generó un mercado completamente nuevo de alimentos bajos en grasa (pero altos en azúcares).

Déjenme decirles que hoy La ciencia ha desmentido la teoría de que las grasas no sean buenas en una dieta equilibrada, muchos estudios concluyen y recomiendan incluirlas en nuestro consumo diario y hoy vengo a aclarar sobre este alimento que es muy versátil para uso en cocina.

La grasa de cerdo está compuesta mayoritariamente por grasa monoinsaturada (la misma que hace que el aceite de oliva o el aguacate sean buenos) si así tal como lo estas leyendo, tiene bajo contenido de sodio, es rica en vitamina B, C y D, y en calcio, por otro lado, contiene minerales como el fósforo y el hierro.

La grasa de cerdo se puede utilizar para saltear vegetales, les deja un color doradito y sabor sin igual, es una grasa estable a la fritura, mejora la textura y va muy bien en diversas recetas. Estar bien informados es cuidar de nuestra salud y hacer las elecciones acertadas al momento de cocinar.

Una muestra de un uso positivo de este producto te lo dejamos en el siguiente video.

Viviana Santacruz
Emprendedora
Lic. en Ciencia y Tecnología de Alimentos – Universidad Nacional de Asunción.
Máster Internacional en Tecnología de
Alimentos – Pharma
Posgrado en Alta Dirección de los Alimentos. – FAUBA.

Fuentes:
https://www.nutricionpro.org/5-estudios-sobre-grasas-saturadas/
https://www.lowcarb-paleo.com.br/search?q=gordura+saturada
http://www.alimentosargentinos.gob.ar/contenido/marco/CAA/Capitulo_07.htm