Mientras en Paraguay aún no se había declarado la Independencia, en Alemania se iniciaba una tradición hasta nuestros días.

Todos sabemos que el Oktoberfest es sinónimo de mucha cerveza, es una celebración que ganó gran popularidad y se celebra en varias partes del mundo. Ahora bien, lo que quizás muchos desconocen es la historia detrás de esta fiesta y las comidas deliciosas que forman parte de la tradición.

La fiesta del Oktoberfest dura entre 16 y 18 días, se originó en 1810 con el matrimonio del Príncipe Luis I de Baviera y de Teresa de Sajonia, el cual se celebró con carreras de caballos, mucha comida y por supuesto cerveza por doquier. Debido al éxito que tuvo esta fiesta, decidieron celebrar cada año el aniversario de la boda con cerveza y comida, tradición que se ha mantenido desde entonces y la cual solo ha sido interrumpida por las guerras.

Durante esos 16 a 18 días se beben más de 6 millones de litros de cerveza, que deben cumplir con varias características: ser producida en Múnich y aplicar la ley de pureza de 1516 que indica, que la bebida solo debe tener agua, cebada malteada y lúpulo. Cada año se apuesta más porque el festival sea una actividad familiar, por ello,  los niños a partir de los 6 años pueden ser partícipes de ella.

Comidas tradicionales

Las Muenchner Weisswurst  o salchichas blancas podríamos decir que son  conocidas como las míticas y más típicas del estado de Baviera en Alemania. ¿Sabías que esta salchicha se come sin la piel y nunca pero nunca debe comerse en rodajas? Costumbre bávara!!.. Qué bárvaro!!.. Debes cortar ligeramente la tripa longitudinalmente (a lo largo de la salchicha) y comes sólo lo que está en su interior.

Según cuenta la leyenda, la descubrió por casualidad un cocinero de un restaurante de Munich. ¿Cómo ocurrió? Cuando se le estaba acabando la tripa que normalmente utilizaba para embutir, la de ternera. Al encontrarse en apuros no tuvo mejor idea que utilizar la poca carne de ternera que tenía, a la cual añadió carne de cerdo y especias. Poco a poco la gente del lugar se fue acostumbrando a la nueva receta hasta que… ¡actualmente es uno de los platos típicos de la ciudad!

Existen además otras variedades de embutidos muy germanos, como las salchichas de Frankfurt o las de Nuremberg. Las carnes también tienen gran presencia en esta festividad.. por supuesto!!

  chuletas de cordero

  las célebres Eisbein o “patitas de cerdo” (cocido y servido con papa, Klöbe (una masa de papa cocida, harina y huevo)

  los frikadellen (se usan unos pequeños filetes de carne picada.. para que te hagas una mejor idea, una especie de albóndigas paraguayas).

  pollo asado

  y el pato Poshner

Todo ello suele acompañarse de guarnición como papas fritas o cocidas, algo de verdura, ensalada o el famosísimo chucrut, que lo preparan con “hojas de repollo fermentado” y sal (si no lo haz probado aún, puedes imaginar ahora cómo sabría comer repollo fermentado) De postrel, el pastel de manzana –Apfelstrudel– su aspecto es similar al del hojaldre y suele ir rellena de manzana o queso quark, probablemente el más conocido de los dulces alemanes.

 Este año, por primera vez en 210 años, la fiesta fue cancelada por los riesgos del COVID 19, pero te damos una idea para celebrarla a tu manera.

Encendé la parrilla para celebrar desde tu casa esta fiesta, porque todo motivo es bueno para compartir unos deliciosos embutidos de Studenko y la cervecita que más te guste. ¡A disfrutar! 

Prost! (Salud)